¡¡FUERA POLICÍA DE LA UNIVERSIDAD!!

COMUNICADO DE LA ASAMBLEA DE SOMOSAGUAS

SOBRE LOS SUCESOS DEL PASADO 25 DE ABRIL:

El pasado jueves 25 de abril, la Asamblea de Somosaguas tenía convocada una jornada de huelga en protesta por los recortes en la Universidad Pública, precedida la noche anterior por un encierro. Desde un primer momento, los decanos del Campus intentaron boicotear la huelga impidiendo el acceso a las facultades la tarde de antes para evitar que se llevara a cabo el encierro, produciéndose incluso la agresión a una compañera en la Facultad de Psicología por parte del jefe de seguridad de la Universidad. El propio Rectorado, en connivencia con la Delegación de Gobierno de Madrid, tacharon a l@s estudiantes de ser “radicales” vinculados a la plataforma “En Pie”, acusándoles de estar preparando acciones violentas para la convocatoria “Asedia el Congreso” el día siguiente.

La mañana del 25 comenzó tranquila, con estudiantes encerrad@s en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología, permitiendo en todo momento la libre entrada y salida de l@s trabajador@s al centro. Sin embargo, los órganos nombrados anteriormente solicitaron la intervención de las UIP de la policía nacional, a pesar de no existir ningún motivo para ello. Alrededor de las 11 de la mañana un operativo policial de 18 furgones antidisturbios se presentó en el Campus, y los agentes entraron en la facultad ante el asombro y el miedo de l@s allí presentes. Como han expresado l@s propi@s trabajador@s en un comunicado, fue entonces cuando se sintieron verdaderamente amenazad@s por el asalto repentino de las Fuerzas de Seguridad, y no durante el encierro efectuado por l@s estudiantes, a l@s cuales además mostraron su apoyo en todo momento.

Ante el desconcierto generado, l@s estudiantes trataron de huir al ver a tantos antidisturbios armados perseguir a la gente por los pasillos del edificio, y algun@s de ell@s escaparon a la Facultad de Económicas, hasta donde fueron igualmente seguidos por la policía. El resultado de esta intervención desmedida fue la detención de 11 compañer@s, acusad@s de delito de coacción. El propio Rectorado justificaba la medida mediante un correo electrónico enviado por el Vicerrector de Organización, Joaquín Goyache, en el que se justificaba “el restablecimiento del orden aunque fuera a base de la fuerza”.

Frente a la campaña mediática orquestada previamente, que tenía como único fin criminalizar a l@s estudiantes y a la movilización social, esta Asamblea reitera su denuncia de todas las mentiras vertidas durante el día 25 y posteriores. No es cierto que fuésemos armados ni que estuviésemos preparando acciones violentas; tan solo ejercíamos nuestro derecho a huelga. Condenamos la violencia en todas sus formas, por eso no asumimos que se nos acuse de agredir a profesores. Ya expresamos nuestra desvinculación del suceso que se produjo la semana pasada en un aula de la facultad, y no toleramos que se traten de utilizar casos aislados como ese, ajenos a nosotr@s, para criminalizar nuestras reivindicaciones. Asimismo, durante esa mañana el profesor Sanahuja dificultó las acciones de la jornada de huelga provocando un conflicto innecesario con l@s estudiantes, que desembocó en una agresión suya a una de las estudiantes que participaba en la huelga. También criticamos y nos desmarcamos de las agresivas expresiones machistas que aparecen en un vídeo de un medio de comunicación. Nuestros métodos son asamblearios y pacíficos, ya que nuestro objetivo es la inclusión de tod@s l@s estudiantes y la unidad de la comunidad universitaria contra los recortes que nos vienen impuestos.

Entendemos que la única violencia que se vio el día 25 fue la ejercida por la policía, como muestran las imágenes de represión y abuso de autoridad que recuerdan a oscuros tiempos pasados. Exigimos que se depuren responsabilidades a todos los niveles, con la consiguiente dimisión de:

– la Delegada de Gobierno, Cristina Cifuentes, por la desproporcionada actuación policial.

– Del rector, José Carrillo, por solicitar la intervención policial en la Universidad.

– De los decanos de las facultades de Trabajo Social y Ciencias Políticas, Andrés Arias y Heriberto Cairo, así como de la decana de Económicas, María Begoña García Greciano, por consentir que la policía asaltase ambas facultades

– Y el despido del jefe de seguridad de la UCM, Justino Marcos Benito, por su agresión a un@ estudiante y sus constantes actitudes parapoliciales.

Exigimos también la retirada de los cargos a l@s compañer@s que fueron detenid@s, así como el cese de las amenazas de apertura de expediente y expulsión sobre algun@s estudiantes, que no se justifican de ningún modo.

Llamamos a todos y todas a no cejar en la lucha por una Universidad Pública y de calidad. Una Universidad de sus estudiantes y sus trabajador@s. Una Universidad al servicio de la sociedad y no de los intereses de las élites que nos gobiernan. Convocamos a tod@s a secundar masivamente la Huelga General Educativa del próximo 9 de mayo, para demostrar que no vamos a consentir que sigan obteniendo beneficios a costa del desmantelamiento de la Educación y los demás servicios públicos.

¡LA UNIVERSIDAD NO SE VENDE, SE DEFIENDE!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s